Bienvenido a nuestro blog.

Este apartado disponemos de todo tipo de consultas relacionado con cuestiones en implantes capilares.

Disponemos de un menú de navegación en la parte derecha “CATEGORÍAS BLOG” en PC o un desplegable en el menú “BLOG” versión móvil, donde se puede navegar por las principales categorías con la finalidad de encontrar los artículos relacionados.

Tipos-de-alopecia

¿Cuántos tipos de la alopecia hay?

Tipos de alopecia y cómo se trata la calvicie: Lo que debes saber.

¿Te has dado cuenta de que tu cabello se cae más de lo normal y te preocupa saber por qué? Hoy hablaremos de los distintos tipos de alopecia y cómo se trata la calvicie, respondiendo a las principales preguntas como: ¿Cuáles son las causas de alopecia? ¿Cómo se diagnostica? ¿Cómo se trata? Acompáñanos en este recorrido y descubre todo lo que necesitas saber.

 

¿Cuántos tipos de alopecia existen?

Existen varios tipos de alopecia, y cada uno tiene sus características específicas. A continuación, te presentamos los tipos de alopecia más comunes:

 Alopecia más frecuentes:

  1. Alopecia androgénica: También conocida como calvicie de patrón masculino o femenino, es la forma más común de pérdida de cabello y se debe a la predisposición genética y a la influencia de las hormonas.
  2. Alopecia areata: Es una enfermedad autoinmunitaria que provoca la pérdida de cabello en pequeños parches redondos. Puede afectar cualquier área del cuerpo con pelo, como cuero cabelludo, barba o cejas.
  3. Alopecia cicatricial: Es un tipo de alopecia en el que se produce una pérdida de cabello irreversible debido a la destrucción de los folículos pilosos por inflamación o cicatrices. Puede ser causada por enfermedades autoinmunitarias, infecciones, quemaduras o traumatismos.
  4. Fibrosante: Consiste en la pérdida gradual del pelo de la zona frontal de la cabeza, lo que provoca que el cabello nazca cada vez más lejos de la frente.
  5. Difusa: Comienza con la pérdida de densidad del pelo, que se vuelve lacio y seco, y poco a poco va cayendo.
  6. Hereditaria: Ligada a la herencia familiar. Principalmente del abuelo materno.

 De otro tipo:

  1. Alopecia por tracción: Este tipo de alopecia es consecuencia de la tensión y la tracción continuas en el cabello, como ocurre al utilizar peinados muy ajustados, trenzas o extensiones.
  2. Efluvio telógeno: Se trata de una pérdida de cabello temporal que ocurre cuando un gran número de folículos pilosos entra en la fase de reposo (telógena) al mismo tiempo. Suele estar relacionada con factores como el estrés, enfermedades, medicamentos o cambios hormonales.
  3. Efluvio anágeno: Es una pérdida de cabello abrupta que afecta a los folículos pilosos en la fase de crecimiento (anágena). Puede ser causada por tratamientos de quimioterapia, radiación o medicamentos específicos.
  4. Universal: es una enfermedad autoinmune, en la cual el mismo organismo produce anticuerpos contra una parte del folículo capilar.
  5. Alopecia congénita: Este tipo de alopecia se debe a factores genéticos y es poco común. Las personas con alopecia congénita nacen con poco o ningún cabello y no pueden desarrollarlo adecuadamente a lo largo de su vida.
  6. Alopecia neoplásica: La pérdida de cabello en esta situación se debe a la presencia de tumores que afectan el crecimiento del cabello o el funcionamiento de los folículos pilosos.
  7. Alopecia total: Es otra variante de alopecia areata y se refiere a la pérdida total de cabello en el cuero cabelludo.
  8. Tricotilomanía: Es un trastorno psicológico en el cual una persona se arranca compulsivamente el cabello de su cuero cabelludo, cejas, pestañas u otras áreas del cuerpo.
  9. Alopecia por medicamentos: Algunos medicamentos pueden causar pérdida de cabello como efecto secundario, por ejemplo, medicamentos anticoagulantes, antidepresivos y medicamentos para controlar la presión arterial alta.

Alopecia menos frecuentes:

  1. Alopecia secundaria a enfermedades sistémicas: Algunas enfermedades sistémicas, como el lupus eritematoso sistémico y la esclerodermia, pueden causar pérdida de cabello.
  2. Alopecia por deficiencias nutricionales: La falta de nutrientes esenciales como proteínas, hierro, zinc, vitamina D y biotina puede causar pérdida de cabello.
  3. Alopecia postparto: La pérdida de cabello después del embarazo es un fenómeno común y, por lo general, es temporal. A menudo, se resuelve en unos meses después del parto.
  4. Alopecia por radiación: La exposición a la radiación ionizante, como la radioterapia para tratar el cáncer, puede provocar la pérdida de cabello en la zona expuesta.
  5. Alopecia por quemaduras: Las quemaduras graves en la piel pueden causar daño irreversible a los folículos pilosos, lo que resulta en pérdida de cabello permanente en el área afectada.
  6. Alopecia secundaria a infecciones: Las infecciones del cuero cabelludo, como tiña, foliculitis o celulitis, pueden causar pérdida de cabello temporal o permanente, según la gravedad de la infección y el daño causado a los folículos pilosos.
  7. Síndromes de alopecia: Algunos síndromes genéticos raros se asocian con la pérdida de cabello, como el síndrome de Menkes, el síndrome de Netherton y la displasia ectodérmica.
  8. Alopecia por envejecimiento: A medida que envejecemos, el ciclo de crecimiento del cabello puede volverse menos eficiente, lo que resulta en adelgazamiento y pérdida de cabello.

 

Estos son los tipos de alopecia más comunes, pero hay otras variantes menos frecuentes. Si sospechas que puedes estar experimentando algún tipo de alopecia, es importante consultar a un especialista en dermatología o tricología para obtener un diagnóstico adecuado y explorar las opciones de tratamiento disponibles para tu caso específico.

 

¿Cómo se diagnostica la alopecia?

El diagnóstico de la alopecia se realiza mediante una evaluación médica y el análisis de los síntomas presentes. Un especialista, como un dermatólogo, podría llevar a cabo los siguientes procedimientos:

 

  • Examen físico: Observación del cuero cabelludo y búsqueda de patrones de pérdida de cabello.
  • Análisis de sangre: Ayuda a detectar enfermedades relacionadas con la alopecia.
  • Biopsia: Se realiza en casos menos frecuentes, tomando una muestra del cuero cabelludo para analizarla en el laboratorio.

¿Cómo se trata la alopecia?

El tratamiento de la alopecia dependerá de la causa y del tipo de pérdida de cabello. Entre las opciones de tratamiento, podemos encontrar:

 

  • Medicamentos: Se utilizan medicamentos como el minoxidil o la finasterida para estimular el crecimiento del cabello en casos de alopecia androgénica.
  • Inyecciones : Se aplican en el cuero cabelludo para tratar la alopecia areata.
  • Terapia con láser de baja potencia: Estimula el crecimiento del cabello mediante la aplicación de luz láser.
  • Tratamientos personalizados: consiste en combinar una fórmula magistral con mesoterapia capilar. Este es uno de de los tratamientos para la caída del cabello>> que ofrecemos a modo de ejemplo.

Implantes y tratamientos capilares

En casos más avanzados o cuando los tratamientos anteriores no funcionan, se pueden considerar opciones como los implantes capilares o tratamientos más especializados. Los implantes capilares son una solución quirúrgica donde se toman folículos pilosos de una zona con cabello y se trasplantan a las áreas de calvicie. Te invito a que sigas leyendo ¿Cómo se realiza un trasplante capilar?>> paso a paso.

¿Cuáles son las causas de la calvicie?

La alopecia es la pérdida de pelo, ya sea parcial o total. Si te ha gustado este articulo te recomiendo que visites nuestro siguiente post donde te explicamos ¿Cuáles son las principales causas de la alopecia?>>

Conclusión

Ahora que conoces los distintos tipos de alopecia y cómo se trata la calvicie, es importante recordar que cada caso es diferente y la mejor manera de enfrentar esta situación es acudiendo a un especialista que pueda evaluar y diagnosticar correctamente la causa de tu pérdida de cabello.

Recuerda que la prevención y el tratamiento temprano son clave para evitar que la situación empeore. Mantén una vida saludable, reduce el estrés y sigue las recomendaciones médicas para asegurar un cabello sano y fuerte. La información expuesta en este artículo es solo el primer paso para entender mejor el tema de la alopecia y sus tratamientos. No dudes en seguir investigando y acercarte a profesionales para recibir el apoyo que necesitas.

 


Si te preocupa el estado de tu cabello y estás experimentando perdida de pelo, poca densidad capilar, alopecia o problemas con la salud de tu pelo en general, te invitamos a realizar nuestro diagnóstico capilar gratuito.

Te informaremos sobre el tratamiento capilar más adecuado para ti, que se adapte a tus necesidades y características específicas de tu cabello.

Solo tienes que completar el formulario que encontrarás en nuestra sección de diagnóstico capilar en nuestro sitio web o en el siguiente enlace: DIAGNÓSTICO CAPILAR GRATUITO>>

No esperes más, ¡realiza ahora nuestro diagnóstico capilar gratuito y descubre cómo podemos ayudarte! Si tienes alguna pregunta o necesitas más información, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de contacto en nuestro sitio web.

Contacto>>   Blog>>   Instagram>>  ‍

Si te ha gustado nuestro contenido, te invitamos a seguir explorando nuestro sitio web y a visitar las siguientes páginas que pueden ser de tu interés:

Tratamientos capilares más efectivos >>

 

Entradas relacionas

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
Reddit
LinkedIn
Email

Comentarios

No Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


DIAGNÓSTICO ONLINE

    Indíquenos el caso al que usted cree pertenecer y mándenos alguna fotografía (recomendado), le haremos una valoración y presupuesto orientativo.

    Selecciona sexo:

    Selecciona su patrón de calvicie:

    Algunas fotografías nos serían muy útiles.

    Frente

    Coronilla

    Perfil

    Nombre y Apellidos *

    Correo electrónico *

    Teléfono *

    Contestamos al rededor de 24h al correo que nos deja en el formulario. Si ve que no recibe la respuesta mire en la bandeja de SPAM o correo no deseado de su correo. Disculpe las molestias.